Fertilidad y Suelo Pélvico

Fertilidad y Suelo Pélvico

Desde el Instituto de Suelo Pélvico podemos ayudarte a mejorar la calidad de las estructuras internas para conseguir mejores resultados de fertilidad.

Cada vez son mayores los problemas para conseguir ser madres y padres, y desde la Fisioterapia podemos ayudarte para optimizar las opciones del embarazo, con técnicas de fisioterapia complementadas con recomendaciones nutricionales y cierto estilo de vida saludable.

Con el tratamiento fisioterápico conseguimos en el cuerpo de la mujer un equilibrio:

  • Mecánico, ya que eliminamos las tensiones musculares, fasciales, articulares, ligamentosas así como a nivel visceral.
  • Circulatorio, mejorando “el estancamiento” que puede existir a nivel linfático y venoso, más concretamente en la esfera pelviana.
  • Neuroendocrino, optimizando el sistema nervioso autónomo (encargado de las funciones involuntarias del cuerpo) así como el hormonal.

El tratamiento se basa en crear un equilibrio global del cuerpo de la mujer, pero concretamente, desde la fisioterapia ginecológica, logramos trabajarlo desde la musculatura del suelo pélvico, diafragma torácico, musculatura abdominal, así como lumbar; es decir, todas las estructuras implicadas en que exista una buena dinámica en la esfera pelviana.

El tratamiento consiste en técnicas manuales externas (manipulaciones de las articulaciones pelvianas, liberación miofascial, trabajo sobre los ligamentos, manipulaciones viscerales, entre otras muchas) e intracavitario (tratamientos internos a nivel anal y vaginal).

Le damos una especial importancia a los diafragmas del organismo, ya que es importante tener una buena sincronía en todos ellos, desde el torácico (el más conocido), generalmente las pacientes que se someten a este tipo de tratamiento, suelen tener tensión a nivel diafragmático lo que provoca un aumento de la presión en el resto de diafragmas, como sería el suelo pélvico. Pero no solo esa tensión se queda ahí, nuestro cuerpo para compensar ese desequilibrio, sigue realizando compensaciones en el resto del organismo, por lo que es necesario tratar el diafragma ubicado en la zona cervical (suelo de la boca, que se relaciona a través de la fascia cervical media; que a su vez tiene una relación íntima con la glándula tiroides necesaria que se encuentre en buen estado ya que se encarga de tener un buen metabolismo, esencial en la mujer que quiere quedarse embarazada. Esta zona está íntimamente relacionada con la craneal, donde realizamos un tratamiento cráneo-sacro, para nivelar el sistema neuroendocrino, es decir, el eje hipotálamo-hipofisario, parte esencial del sistema neuroendocrino que controla las reacciones al estrés y regula varios procesos del organismo como la digestión, el sistema inmune, las emociones, la conducta sexual y el metabolismo energético). Por tanto, es una zona de especial atención en alteraciones del ciclo e infertilidad por ser los productores de FSH y LH, y producción también de la Prolactina y el ACTH, hormonas necesarias para la fertilidad. Sería interesante, además, realizar un tratamiento a nivel de las plantas de los pies (arcos plantares) al ser el cuarto diafragma del organismo, para conseguir así tener un equilibrio corporal global.

Por lo que dicha terapia, no se basa exclusivamente en trabajar una zona en concreta, si no consiste en reequilibrar todo el cuerpo.

Le damos una gran importancia a la zona toracolumbar, ya que es el eje del cuerpo, la zona central, y por tanto esa gran importancia está de la mano de un buen funcionamiento del diafragma torácico. Un mal funcionamiento del mismo, es decir, que se encuentre bloqueado en inspiración o espiración, provocará que las presiones internas de la cavidad abdominal se vean alteradas. Por ello, es necesario que tenga una buena movilidad, ya que justo bajo él se encuentran las glándulas suprarrenales (junto encima de los riñones) que se encargan de la producción del cortisol, hormona producida como respuesta al estrés, situación que suele estar sometida una chica bajo estas circunstancias, por lo que debemos conseguir que exista un buen funcionamiento para que haya bombeo abdominal y por tanto una buena producción hormonal. También le demás especial importancia, a la charnela toracolumbar (zona de cambio de la curvatura dorsal a la lumbar) ya que a nivel nervioso es ahí donde salen los nervios encargados del sistema ortosimpático (Sistema Nervioso Autonómo) que dan función a las vísceras pélvicas, y por tanto que no exista un bloque en alguna de ella que impida su mal funcionamiento, por lo que necesitamos que todo esté en armonía.

Este tipo de tratamiento se encuentra apoyado en estudios científicos que nos dicen que la fisioterapia es una técnica complementaria positiva para el tratamiento de la fertilidad en la mujer, gracias a conseguir un equilibrio hormonal, eliminación de adherencias que puedan crear una falta de movimiento y por tanto una alteración en la función de alguna de las estructuras citadas anteriormente, así como aliviar el malestar físico y mental con diversas técnicas de relajación.

Blog ISP
Blog ISP, on in Ginecología

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para mejorar tu navegación. Al continuar navegando, entendemos que aceptas su uso. Política de Cookies

ACEPTAR