Enuresis

¿Tu hijo aún moja la cama?

Al igual que los adultos, los niños también pueden sufrir alteraciones de la micción, incontinencias urinarias (Enuresis) y fecales.

El principal síntoma es la pérdida involuntaria de orina y el estreñimiento.

En la mayoría de los casos la incidencia disminuye conforme el niño va creciendo. Se puede deber a que el niño está profundamente dormido y no se despierta cuando la vejiga se llena, por alteraciones del sueño o por estrés.

Sí se ha podido evidenciar que los niños con situaciones familiares complicadas como divorcio de los padres, hogares desestructurados, o familias con pocos recursos económicos tienen más probabilidad de padecer Enuresis.

Debe producirse más de dos veces al día durante 3 meses consecutivos y en niños mayores de 4 años. Suele ser más frecuente en varones y sobre todo por la noche.

Para poder evitarla, es necesario crear unos hábitos en el niño para controlar la micción e intentar evitar recurrir a “trucos” como el del agua para estimular las ganas de ir al baño, ya que con esta técnica podemos ocasionar incluso ya en el adulto una “incontinencia urinaria sensorial”.

Ponte en contacto

Cuando el niño presenta alteraciones en la micción es necesario solucionarlas cuanto antes para evitar futuras complicaciones

No lo dudes, primera consulta gratuita
Ponte en contacto

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para mejorar tu navegación. Al continuar navegando, entendemos que aceptas su uso. Política de Cookies

ACEPTAR